De Vido redactó el contrato investigado por coimas en EE.UU.

Así surge de la documentación original, que luego fue modificada. Hay elementos que lo vinculan.

ImagenEl Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido, participó de la confección y trámite del contrato por Cerro Dragón que generó en los Estados Unidos una investigación por supuestos pagos de sobornos en la Argentina.

La influyente Comisión de Valores –SEC, por sus siglas en inglés-inició investigaciones para determinar si hubo pago de sobornos en el multimillonario contrato de Cerro Dragón y también en el convenio de fusión de Pan American Energy y la firma estatal China National Offshore Oil Company.La SEC también investiga el giro de fondos desde una financiera argentina al JP Morgan, porque podría ser la ruta de la coima que está bajo investigación.

La denuncia la hizo una de las empresas implicadas, la multinacional British Petroleum, la cual esta asociada al Grupo Bridas.

El Ministro Julio De Vido negó su participación en los hechos el último domingo, a través de un comunicado oficial, con la intención de deslindar responsabilidades y culpar sólo al gobierno de Chubut.Pero Clarín confirmó que el Ministerio de Planificación participó activamente en la redacción del contrato de Cerro Dragón a favor de Pan American Energy que extendió –en forma inusual– por 40 años la explotación del principal yacimiento de la Argentina. Los documentos originales se publican en esta edición.

Esta participación concreta del Ministerio de Planificación hizo –como ayer anticipó Clarín – que en su momento Pan American Energy publicara una solicitad indicando que del acuerdo participó el Gobierno nacional.

El texto del convenio habla de la participación del Estado Nacional en por lo menos tres veces y fue el ministerio de Planificación el encargado de redactar el borrador del contrato ahora bajo la lupa de la SEC.

El borrador del proyecto –que se aprobó en Chubut– fue confeccionado y redactado en la Casa Rosada y la tarea estuvo a cargo de Julio De Vido.

El contrato que finalmente se aprobó sólo tiene pequeños cambios con el que elaboró, redactó y propició De Vido. La redacción final del acuerdo –que después aprobó Chubut– es casi una copia textual del borrador que acordó el Ministerio de Planificación con el empresario Carlos Bulgheroni.

Una copia de ese documento informal de De Vido fue distribuido inicialmente en la Legislatura de Chubut. En su encabezamiento decía que el convenio lo “suscribe en representación del Estado Nacional el señor Ministro de Planificación, Inversión Pública y Servicios don Julio de Vido.” Pero ese párrafo y algunos cuestiones menores fueron los únicos que fueron corregidos en el contrato final, dado que legalmente la Casa Rosada no podía participar del convenio con Pan American Energy, por lo que dispone la Ley de Hidrocarburos.

Pero la participación del Estado Nacional también quedó confirmada en cuatro cuestiones centrales del texto final del convenio aprobado.

Estos son: – El propio contrato sostiene que el Estado Nacional participó y acepto el pedido de PAE para extender los plazos de concesión. Así lo afirma el apartado tres del convenio al señalar “que para cumplir sus propósitos y conforme a la legislación vigente y con la participación del Poder Ejecutivo Nacional, PAE considera conveniente extender los plazos de concesión”.

–El Gobierno a sugerencia de De Vido exige que en el convenio se incluya una renuncia de los juicios que Bulgheroni tenía contra el Estado Argentino en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi).

El texto afirma: “El Poder Ejecutivo Nacional ha manifestado su interés en la conclusión de las disputas establecidas contra la Nación ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones.” Existe un anexo sobre la cuestión del Ciadi (número 5) en donde otra vez se incluye la participación del Estado y dice que la Casa Rosada se reserva el derecho de rescindir el contrato.

–También en otra parte el convenio obliga a las partes a sujetarse a las disposiciones del Jefe de Gabinete Nacional. “El presente acuerdo – dice- se ajusta a lo dispuesto en el artículo 100” que precisamente habla de las facultades del Jefe de Gabinete nacional.

–El Ministerio de Planificación avaló ampliar la concesión petrolera por una cantidad de años, que ni siquiera permite la ley de hidrocarburos e hizo la vista gorda para que Chubut apruebe un plazo incompatible con la legislación petrolera. Por otra parte existen constancias que el Ministerio de Planificación, junto con el gobierno de Chubut, tuvo una activa acción política para ayudar a convencer a los legisladores y jueces que se oponían a avalar el contrato. En su momento –incluso– hubo incidentes con seis legisladores radicales, que rechazaban el contrato y después cambiaron de opinión por las “operaciones” del Ministerio de Planificación y el gobierno de Chubut. Fueron echados del Partido.

Los cuatro puntos confirman el interés de Planificación en el contrato y dan por tierra con el principal argumento que tiene De Vido para deslindar responsabilidades: que nada tuvo que ver con la aprobación del acuerdo investigado por irregularidades en los EE.UU.

 

Anuncios