Roban, …pero ”hacen”.

El próximo gobierno deberá pagar obras por US$ 30 mil millones.Los cinco contratos más grandes que pasan a la futura gestión quintuplican el monto de los principales emprendimientos realizados durante la administración kirchnerista.

La comparación entre las cinco obras de infraestructura más importantes realizadas por el Gobierno y los contratos que –con distinto grado de avance– dejará para la próximo administración muestra fuertes contrastes.

    • Por un lado, los nuevos socios internacionales –China y Rusia desplazan a empresas de Estados Unidos y Europa– y, por el otro, el costo de los principales emprendimientos que deberá completar el próximo gobierno quintuplican en valor a las principales obras completadas.

NEFASTOR_KIRCHNEREn los dos casos, las inversiones energéticas tienen preponderancia, aunque en el ranking de las principales obras completadas llega al quinto lugarel monumental Centro Cultural Kirchner que, en base a la conversión a dólares de los montos publicitados por el Gobierno, costó 332 mil millones de dólares. rebautizada como Central Néstor Kirchner fue la inversión más grande. Con 3 mil millones erogados para llevarla al 100% de su capacidad durante los tres gobiernos del matrimonio Kk.

La suma de las cinco inversiones más importantes –6.192 millones de dólares– no logran alcanzar el valor individual de las dos más altas que quedarán como contratos firmados, con condiciones de financiación que aún no se conocen en sus detalles.

El Ministerio de Planificación sobre la firma de acuerdos nucleares, dijo que sólo se concretarían en el nuevo gobierno, e indicó: “Nosotros cuando llegamos no había nada en curso y ahora dejamos un plan energético con importantes proyectos en marcha”.

      • IMPROVISACIÓN: Sin planificación previa ni con estudio de recursos genuinos para cancelar los pagos.
      • Contrato directo: Otro dato importante es que las principales obras que quedarán NO fueron adjudicadas mediante una licitación.

Las tres centrales nucleares que deberán ser construidas por el próximo gobierno surgieron de la decisión del Ejecutivo como parte de las negociaciones con Rusia y China.

  • La tecnología rusa y china reemplaza a la europea y norteamericana. La alemana Siemens, fue la que aportó las turbinas para las centrales termoeléctricas San Martín y Belgrano –un proyecto que alcanzó una inversión conjunta de 1.360 millones de dólares– y General Electric hizo lo propio con la Central Vuelta de Obligado.

El cambio no impidió que se reiteren algunos nombres de las constructoras más beneficiadas durante la pasada década, como es el caso de Electroingeniería, responsable de las centrales San Martín y Belgrano, también favorecida en la compulsa por las represas Kirchner y Cepernic. Otra coincidencia es el uso del nombre Kirchner: ya hay una central nuclear y el centro cultural, ahora espera por su central hidroeléctrica.

  • Pengüin + La corrupción NO constituye delito: la malversación de fondos públicos SI.
  • Zaratustra + Están en retirada, saben que pierden las elecciones y están dejando ‘minado’ el campo económico al próximo gobierno. Dopo di me, il diluvio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s